miércoles, 20 de febrero de 2019

Formas de Depilación, cuando usarlas


Actualmente existen muchas formas de eliminar el vello que no queremos presente en nuestro cuerpo, pero la elección del método adecuado depende de diversos factores. Para optar por la mejor depilación cada mujer debe tener en cuenta sus necesidades, tipo de piel, tipo de vello y la zona que quiere depilar.

Hoy detallamos cada uno de los tipos de depilación no definitiva que existen, para elegir la más adecuada.

Depilación con cuchilla de afeitar

Es la forma más rápida y menos dolorosa de eliminar el vello. Pero a la vez es la menos duradera, puesto que en realidad no consiste en una depilación si no en un afeitado. La cuchilla no arranca el pelo de raíz si no que lo corta a ras de piel, por lo que en un par de días éste volverá a crecer más duro y más oscuro.

Es ideal para salir de un apuro y para aquellas mujeres que tienen problemas en la piel como son las varices.

Cremas depilatorias

El sistema de eliminación del vello es similar al de la cuchilla, no arrancan el vello de raíz sino que lo destruye químicamente a ras de piel, por lo que comparte inconvenientes con el método anterior y además puede producir alergia. Por ello es recomendable probar la crema en una pequeña porción de piel, como por ejemplo en una mano, y comprobar que no acontece ninguna reacción. Además, tampoco es recomendable exponer la piel al sol el mismo día de la depilación, puesto que pueden aparecer manchas.

Máquinas depiladoras

Las maquinillas depilatorias cuentan con unas pinzar que arrancan el vello de raíz, pero suelen ser bastante dolorosas. Así mismo, aunque tiene un efecto duradero, suele propiciar que el pelo se encarne, sobretodo en donde es más grueso. Conviene realizar una o dos exfoliaciones por semana con el fin de evitar este desagradable efecto.

Como ventaja está su precio, aunque las maquinillas depiladoras no suelen caracterizarse por un precio muy bajo, al cabo de unos meses se habrá amortizado el gasto inicial que supuso su compra. Nunca deben utilizarse en el rostro.

Depilación con cera caliente

La cera caliente se caracteriza como su propio nombre indica por su temperatura. Ésta contribuye a que el poro se abra y consigue que el vello salga de raíz. Así mismo su calor contribuye a la circulación lo que la convierte en uno de los tipos de depilación con cera menos doloroso, en comparación con la cera fría.

Para este tipo de depilación es aconsejable emplear ceras elaboradas con productos naturales, cuya principal característica es que se adhieren al pelo y no a la piel, permitiendo que el vello salga de raíz.

Depilación con cera fría

Este tipo de cera es mucho menos irritante que la anterior y la pueden usar las mujeres que tengan problemas de circulación. El mecanismo y la duración de los resultados son los mismos que con la cera caliente.

También puedes optar por otros métodos alternativos como la depilación con hilo o con azúcar, así como la depilación permanente con láser.

martes, 19 de febrero de 2019

Genes y dermatitis atópica



Dos artículos publicados en la revista Nature Genetics, por investigadores de la Universidad de Dundee, Escocia, UK, el primero en el mes de San Pablo y el segundo en el mes de Abril de 2006, han podido demostrar que dos mutaciones del gen FLG, que codifica y expresa la filagrina (una proteína que se encuentra normalmente en grandes cantidades en las capas más externas de la piel, en la que cumple la función de agregarse a la queratina y mantener unidos sus filamentos), conducen a una formación deficiente de la denominada "barrera cutánea".

La "barrera cutánea" impide normalmente que el organismo pierda agua a través de la piel y también bloquea la entrada de alérgenos, de sustancias químicas tóxicas y de gérmenes. La filagrina también es expresada en la mucosa oral y nasal. En el primer estudio, los investigadores de la Dundee University (Irwin McLean, Frances Smith y Alan Irving) descubrieron que aproximadamente un 10% de los europeos son portadores de dos mutaciones (R501X y 2282del4) en el gen FLG, las cuales son responsables de la enfermedad cutánea hereditaria, de carácter recesivo conocida como ictiosis vulgaris (así llamada por su semejanza a la piel de un pescado con escamas) y caracterizada por la presencia de una piel seca y escamosa.

Genética y cantidad normal de filagrina


También hallaron, en la población del Reino Unido, que alrededor de 5 millones de personas tan solo expresan genéticamente en la piel un 50% de la cantidad normal de filagrina, por lo que padecen una forma menor de la ictiosis vulgaris. Por otro lado, también en el Siglo de Torreón, 1 de cada 500 personas (120.000) tiene anuladas las dos copias (alelos) del gen FLG, por lo que al estar totalmente desprovista su piel de filagrina, padecen la forma más grave de la ictiosis vulgaris.

El segundo estudio, dirigido por Colin N A Palmer, y publicado en Nature Genetics del mes de abril de 2006, demuestra que muchas de las personas del primer estudio, con ictiosis vulgaris, portadoras de uno o dos alelos mutados (44% y 76% respectivamente) del gen FLG, padecen también diferentes tipos de edemas, lo que indica que estas dos frecuentes mutaciones del gen FLG son factores de riesgo para dicha dermatitis.

Estudios complementarios realizados en poblaciones de Irlanda, Escocia y Dinamarca han confirmado esta predicción. Palmer y sus colaboradores también han examinado las mutaciones del gen FLG y su asociación con el asma, con los siguientes resultados: mientras que se halló una correlación significativa con las mutaciones del gen FLG cuando fueron considerados todos los asmáticos, la correlación fue mucho más fuerte en el subgrupo de los asmáticos con dermatitis atópica.

Estos datos apoyan la tesis, según los autores, de que el asma en los individuos con dermatitis atópica es secundaria a la sensibilización alérgica ocurrida como consecuencia de la ruptura de la barrera cutánea y de la entrada de alérgenos.

Copyright © Observatorio Comunicación