domingo, 2 de diciembre de 2018

Nutrición Para Trastornos Digestivos


Los trastornos digestivos como la diarrea, el estreñimiento e indigestión son comunes y se pueden prevenir. Sin embargo, la diarrea puede ser un síntoma de infección o de un problema a largo plazo, como síndrome de intestino irritable (SII) o un trastorno inflamatorio del intestino.

Muchos trastornos digestivos pueden ser controlados siguiendo los consejos del médico y haciendo cambios en el estilo de vida.

Lo que comes y cómo lo comes puede tener mucho impacto en los problemas digestivos. La nutrición es muy importante en muchos trastornos digestivos porque lo que comes tiene un efecto importante en el tracto gastrointestinal (TG).

Importancia de la Nutrición

Si tu TG presenta algún problema, tu médico puede sugerirá cambios en la dieta que te ayuden a aliviar parte de tus síntomas. Algunos de estos cambios en la dieta te pueden ayudar a corregir o prevenir el problema.

Puedes aumentar la cantidad de fibra en tu dieta, beber más agua, ya que esto ayuda a prevenir el estreñimiento, y quizás sea necesario evitar de por vida el gluten, (proteína) si tienes enfermedad celíaca.

Aunque esto puede sonar fácil, puede salvarte la vida y además agradecerás poder disfrutar tus comidas sin sufrir síntomas dolorosos. Tu médico quizás te aconseje cambiar tu estilo de vida.

Cambios de la Dieta

Hacer los cambios apropiados para aliviar un trastorno digestivo requiere de paciencia y un periodo de prueba y error. Es útil llevar un registro de los alimentos que te ocasionan gases o inflamaciones. Si esto se repite una y otra vez, entonces puede ser bueno que elimines estos alimentos.

Recuerda que si suprimes de tu dieta grupos completos de alimentos, quizás necesites un complemento. Las personas que evitan los lácteos necesitan un complemento de calcio para prevenir la osteoporosis.

El campo de la nutrición ha sufrido muchos cambios recientes respecto a los trastornos digestivos.

Consejos para tratar la Indigestión


  • Evita alimentos que irriten tu estómago, como cafeína, menta, hierbabuena, frutas cítricas, alimentos condimentados o con mucha grasa y productos de tomate.
  • Para algunas personas, un té de hierbas, como hierbabuena, hinojo o manzanilla, pueden aliviar las molestias.
  • Come despacio y mastica bien la comida.
  • Bebe entre comidas, en lugar de con las comidas.
  • Camina después de cada comida, pero no hagas ejercicio extenuante por lo menos una hora después de comer.
  • Bebe un vaso de leche tibia antes de acostarte y usa almohadas que te ayuden a mantener la cabeza elevada.
  • Prueba un antiácido, el cual puede aliviarte los síntomas de indigestión neutralizando los ácidos estomacales.
  • No tomes aspirina o ibuprofeno para aliviar el dolor, ya que estos medicamentos pueden irritar el estómago.


Consulta a tu médico si los síntomas empeoran o no mejoran después de dos semanas, o si la indigestión se repite.
Copyright © Observatorio Comunicación