lunes, 8 de octubre de 2018

Mitos sobre el acné


Alrededor del acné existen una gran cantidad de mitos que derivan del desconocimiento por parte del público en general de la realidad de esta enfermedad tan común en nuestro medio. Estos mitos que se transmiten a los adolescentes, no hacen sino causar remordimiento, miedo, ansiedad y frustración en ellos, además de llevarlos a tomar tratamientos que no son los adecuados e inclusive causarles mayores problemas a largo plazo.

Mitos más comunes sobre el acné


A continuación mencionaremos los más frecuentes mitos en torno al acné, y la realidad en torno a ellos:

La comida frita, grasosa y el chocolate causan granos


Esto es un mito, es cierto que no debemos ingerir cantidades exageradas de estos alimentos, pero no causan el acné. La grasa que entra a nuestro cuerpo es metabolizada y no va a parar directamente en el grano que saldrá mañana. Dejar de comer este tipo de comida no reducirá tu acné, pero si mejorará tu calidad de vida.

Asolearse ayuda a disminuir el acné


Este mito también como era de esperarse es mentira, el origen de este mito es simple de explicar ya que cuando una persona se asolea el tono rojizo que adquiere la piel afectada con granos, tiende a disimularse más, pero en el fondo los granos siguen ahí debajo. al contrario el sol reseca e irrita la piel obligándola en su recuperación a producir más grasa que puede condicionar la aparición de más acné.

Ahora bien si nos exponemos demasiado al sol y padecemos un caso de acné severo, lo mejor será preguntarle a nuestro dermatólogo el mejor tipo de protección solar para nuestro problema, que por lo general son bloqueadores recomendados para piel grasa que existen en el marcado.

Lavarse la cara constantemente ayuda a combatir el acné


Esto es falso ya que en lugar de favorecernos puede llegar a perjudicarnos. es cierto que debemos asear nuestro rostro con regularidad, pero si lo haces demasiadas veces al día, nuestra piel responderá produciendo mayor cantidad de grasa para contrarrestar la resequedad que tenemos en la cara, lo cual puede causar que aumente el número de granos.

El maquillaje causa acné


Este es un mito a medias, es cierto que en algunas mujeres puede condicionar la aparición de acné, sin embargo existen en el mercado maquillajes denominados no comedogénicos que inclusive pueden tener compuestos que ayuden a mejorar el acné.

Reventar los granos ayudará a mejorarse


Esto es un total y completo error que todos podemos llegar a cometer en nuestras vidas. Por un lado tendremos el problema de las cicatrices que quedarán en nuestro cuerpo por toda la vida. sin embargo al reventarlos, los gérmenes que viven dentro del grano quedarán esparcidos alrededor de la zona, lo cual hará que estos gérmenes penetren en otros poros y causen nuevas lesiones.

Solo los adolescentes tienen acné


Esto es falso cualquier persona de cualquier edad y género pueden tener problemas con el acné, sin embargo el adolescente se encuentra propenso al acné dado el desequilibrio hormonal que padecen durante el cambio entre la niñez y la adolescencia.

El estrés provoca acné


La realidad es que si bien puede ser un desencadenante fuerte para algunas personas, la mayoría de las personas que viven el estrés cotidiano de la vida no se verán severamente afectadas por el acné.

Masturbarse causa acné


Otro mito muy extendido, la masturbación desde un punto de vista científico no trae consigo ningún efecto contraproducente al joven ya que es una forma de conocerse mejor así mismo.

Debemos esforzarnos por combatir estos falsos pensamientos que rondan entre nuestros conocidos y hacerles saber la verdad sobre este padecimiento, para que la cadena de mitos se rompa y la verdad salga a la luz.


sábado, 6 de octubre de 2018

Dejar de fumar: consejos efectivos


Para dejar de fumar existen un montón de maneras diferentes por las que puedes optar. Puede optar directamente por dejar el tabaco sin más o utilizar alguna de las técnicas para que te hagan más llevadero las ganas de fumar y la adicción física y psicológica a la nicotina. Algunas técnicas son más exitosas que otras, y no todas funcionan con todas las personas.

Si eres una de esas personas que empezó a fumar y tiene diabetis hace mucho tiempo y nunca ha podido dejarlo, se sabe que dejar de fumar puede ser una de las cosas más difíciles para hacer. La adicción física a la nicotina es difícil de superar, y la adicción psicológica es de gran alcance también.

Si te has decidido a dejar de fumar en este año, vamos a ver una serie de consejos o formas que te pueden hacer el proceso mucho más fácil. Si uno no funciona, inténtelo con otro. Siga intentando con dietas para personas con diabetes hasta que lo logres, cuando lo consigas te sentirás genial

Cambie a una marca que no le guste tanto


Si la experiencia no es tan placentera como lo era metformina dosis, antes con tu marca favorita, puede ser más fácil dar el paso.

Reducir el número de cigarrillos


Minimiza  lo que fumas cada día hasta que estés a sólo unos pocos, cuando hayas llegado a pocos al día trata de no fumar.

Utilizar un producto como los chicles de nicotina


También puedes optar por fumar de otra forma menos perjudicial como podría ser con pipas de agua variadas con tabaco de sabores.

Hacer incómoda la experiencia de fumar.


Piensa que si tienes que salir de la oficina en pleno invierno para fumar no es algo agradable, el frio, la lluvia. Además los malos olores que se quedan en la casa o en la ropa, no son del agrado de la gente.

Unirse a grupos de apoyo o empezar una terapia psicológica


Prémiate por no fumar. Cómprame algo con el dinero que hayas estado ahorrando o vete a hacer algo divertido que no incluya fumar y donde no puedas caer nuevamente.

Por poner un ejemplo, si estas dejando de fumar no vayas a ir a tomarte una copa ya que podrían entrarte ganas de fumar de nuevo.

Con esta serie de consejos podrás afrontar mucho mejor el reto de dejar de fumar. Mucha suerte.
Copyright © Observatorio Comunicación