martes, 18 de septiembre de 2018

¿Qué es el Yoga Facial?



El yoga facial, permite ejercitar de manera consciente los músculos de la cara, puede ayudar a tonificarlos, a atenuar e incluso, a disolver dolores provocados por las tensiones.

El rostro es la parte del cuerpo que más tensión acumula, el yoga facial consiste en liberar la tensión facial que suele reflejar el estado corporal total, lo que redunda en una expresión más amable.

Además, con la respiración se desintoxica la piel y se obtiene un mejor semblante. Los ejercicios del yoga facial, deben realizarse en la mañana o antes de acostarse, ya que trata en dos momentos que es más fácil relajarse y concentrarse en sí mismo.

Se recomiendo aplicarlos en un lugar tranquilo, silencioso o con música suave y una temperatura agradable.

La respiración es fundamental para optimizar los resultados de la práctica, pues, cuanto más se oxigena la sangre, mayores beneficios se obtienen.

Con la práctica de estos sencillos pasos aliviarás las tensiones que se acumulan en tu rostro, tonificando además su musculatura para rejuvenecerlo y recuperar la luminosidad y firmeza de tu piel. 

Ejercicio N° 1 Despida las tensiones.

Inicie y termine la práctica con la relajación de los músculos de su cara. Sentada en posición simple y con la espalda recta, respire profundamente por la nariz y mantenga los ojos cerrados.

Tome conciencia de todos los músculos de su cara, sienta su piel e imagine que el oxigeno llega a cada célula. No tensione los labios ni los párpados. La punta de la lengua toca el paladar y los ojos apuntan hacia el entrecejo.

Ejercicio N° 2 Escanée el lugar.

Mueva sus ojos hacia el extremo izquierdo y sostenga la mirada allí por unos segundos. Luego diríjalos hacia el extremo contrario y sostenga.

Esto liberará todas las tensiones en los músculos de los ojos y ayuda a relajar el área de la ¨pata de gallina¨. Respire.

Ejercicio N° 3 Sorpréndase

Imite la expresión de sorpresa, elevando las cejas y abriendo el máximo sus ojos, pero trate de no arrugar la frente.

Fije la mirada en un punto, sostenga por cinco o diez segundos, relaje y repita por cinco veces.

Ejercicio N° 4 Ínflese

Mientras llena de aire sus cachetes para estirar toda la piel de la cara, apriete la boca para evitar que salga el aire. A la vez abra los ojos al máximo y trate de relajar la frente. Descanse, respire y repita.

Ejercicio N° 5 Libere la lengua

Saque la lengua cuanto más le sea posible. Sostenga la posición por, aproximadamente, un minuto. Si le salen lágrimas de los ojos, esto es una buena manera de eliminar toxinas en la zona.

Ejercicio N° 6 Bese el cielo.

Para prevenir o corregir la papada, dirija su cabeza hacia arriba notando el estiramiento del cuello.
Una vez allí, lance besos hacia arriba, notará la tensión en esa zona. Repita diez veces. Con la práctica frecuente del yoga facial con al menos 3 veces a la semana, los músculos de la cara aumentarán su volumen y su capacidad de almacenamiento de sustancias nutritivas.

Adicionalmente se puede llegar incluso a moldear los rasgos, lo que disolverá las tensiones faciales además de prevenir o lidiar con el envejecimiento prematuro.
Copyright © Observatorio Comunicación