viernes, 14 de septiembre de 2018

¿Cómo desintoxicar el organismo?


Cuando hemos pasado por un período de días de fiesta, nos hemos olvidado un poco de la dieta durante algún tiempo o queremos prepararnos de cara a las vacaciones, una de las cosas de las que más nos arrepentimos es de haber comido en exceso, o de haber abusado de alimentos poco nutritivos.

Es entonces cuando nos planteamos hacer una cura desintoxicante para prepararnos y volver a ponernos en forma. Te daremos algunos consejos para ayudar a depurar tu organismo y además fortalecer tu sistema inmunológico.

Para desintoxicarnos hay que comer


Ayunar no es hacer una cura de desintoxicación. De hecho, si nos restringimos de comer podríamos estar cometiendo un grave error y no tardaremos en pagar las consecuencias.

Lo que se debe analizar es tanto la cantidad como la calidad de los alimentos que ingerimos. Por tanto, hay algunos que están prohibidos: el alcohol, los azúcares refinados, las grasas animales, las harinas industriales o las carnes rojas.

También es recomendable que dejemos de tomar lácteos, a no ser que sean desnatados, y gluten.

¿Qué hay que comer para desintoxicarse?


Cereales integrales, vegetales de hoja verde, ensaladas, legumbres, especias, hierbas aromáticas y frutas que no sean demasiado ácidas.

Sin embargo, se recomienda que tomemos un limón al día, bien sea acompañando los aliños de las ensaladas o pescados, o diluído en agua.

Esto ayudará a mejorar nuestra digestión. Lo ideal es consumir las verduras crudas o cocinadas al vapor.

El líquido también es muy importante. Hay que tomar como mínimo un litro y medio diario, bien sea agua o en forma de infusiones, zumos o caldos.

Hay que comer despacio. No podemos permitirnos acabar en 5 minutos, porque no masticaremos bien y la digestión será mucho más pesada.

Cambiar hábitos de vida



  • Una cura de la desintoxicación busca eliminar toxinas, por lo que hay que eliminar por completo el consumo de tabaco.
  • También hay que dormir las horas suficientes, al menos 8 por noche, y buscar momentos para relajarse.
  • Si no haces deporte, es el momento de empezar. Si lo haces en un espacio interior, hay que tomar aire para oxigenar el cuerpo por completo.
  • Unos masajes y una sesión de sauna ayudarán a la sangre a fluir mejor y se eliminarán toxinas alojadas en las células.


Con estos consejos podrás recuperar la vitalidad y la energía. Sentirás como estás en forma y te ayudarán a mejorar tu estilo de vida.
Copyright © Observatorio Comunicación