domingo, 30 de septiembre de 2018

Beneficios de consumir sopas


La Fundación de la Dieta Mediterránea lanza una recomendación: incluir sopas como parte de nuestra dieta. Esta fundación se encarga de fomentar la buena alimentación recuperando la cocina tradicional. Ahora nos recomiendan incluír las sopas en la dieta tres o cuatro veces por semana y nos proponen el “Decálogo de la Sopa”.

Beneficios de las sopas


  1. Forma parte de la tradición culinaria universal y mediterránea: Su origen data desde que el hombre descubrió el fuego y empezó a sumergir los alimentos en agua caliente para que se ablandaran antes de ingerirlos.
  2. Contribuye a una alimentación variada: Con verduras, pescado, carne, arroz, hierbas aromáticas… La combinación de los alimentos hace de la sopa un alimento versátil y equilibrado.
  3. Hidrata el organismo y ayuda a recuperar los minerales esenciales: La sopa contribuye a la ingesta de líquido y minerales.
  4. Es un alimento económico: permite aprovechar el líquido de cocción de vegetales, añadir ingredientes que se tengan a mano para tener un plato abundante y nutritivo.
  5. Rica en vitaminas y minerales: En la sopa se aprovechan los micronutrientes – vitaminas y minerales – de vegetales, carnes y pescados utilizados en su elaboración.
  6. Tiene un gran poder saciante: La sopa favorece la sensación de saciedad, reduciendo así la posible ingesta de otros alimentos, lo que se traduce en una disminución total de energía y permite mantener un buen control de peso.
  7. Es fácil de digerir: La cocción de los ingredientes hace que la sopa sea un alimento ideal para niños y mayores.
  8. Es un alimento sano y seguro: En el proceso de elaboración de la sopa sometemos los alimentos y el agua a temperaturas de 100ºC destruyendo así los microorganismos comunes a carnes, aves y vegetales crudos.
  9. Se puede consumir todo el año: La sopa es un alimento tradicionalmente asociado al invierno, pero podemos tomarla todo el año y así aprovechar ingredientes de temporada.
  10. Buena para todas las edades: Permite cubrir las necesidades nutricionales de embarazadas, niños y niñas, deportistas, personas mayores, etc.

No hay excusas como la falta de tiempo para preparar una sopa.

“Hoy en día hay en el mercado una amplia variedad de soluciones culinarias de calidad para escoger, por lo que la falta de tiempo, no debería ser una barrera significativa para que un buen plato de sopa no falte en nuestra mesa”, señala Lluís Serra, presidente de la Fundación de la Dieta Mediterránea.
Copyright © Observatorio Comunicación